Salle de presse

26/11/2020

Progresser dans l’éradication des mutilations génitales féminines au Sénégal

Désolé, cet article est seulement disponible en Espagnol Européen.

_____

Desde el año 2018, la Agencia Española de Cooperación internacional en colaboración con la Fundación Wassu Kafu viene apoyando al personal médico de la Universidad de Ziguinchor (región de la Casamance). El objetivo del proyecto es el de implicar al personal de salud de la región de Casamance en la lucha contra la Mutilación Genital Femenina. La tasa de prevalencia en algunas zonas de la Casamance alcanza el 43% de niñas entre 0 y 14 años. 

 

Uno de los resultados del proyecto es la edición de un Manual sobre MGF elaborado conjuntamente por Wassu Kafu Gambia y el personal de la Universidad que servirán como material educativo a partir del próximo curso para todos los alumnos y el profesorado de la Facultad de ciencias de la salud. 

 

En dicho manual se describen los tipos de mutilación, las causas culturales que explican esta práctica muy extendida en la región de Casamance y las posibles complicaciones que se derivan a la hora del parto. Este manual es fundamental porque ofrece orientaciones en el ejercicio del personal de salud para tratar las posibles complicaciones desde el punto de vista médico. 

 

Otro de los logros de este proyecto próximo a concluir a finales de este año. Ha sido la promoción del primer diploma universitario sobre Mutilación Genital Femenina por parte de la Universidad Assane Seck de Ziguinchor. Por último, se ha realizado un estudio clínico sobre las posibles complicaciones que sufren las mujeres a las que se las ha practicado la excisión en el momento del parto. El estudio se ha basado en la observación directa de 708 mujeres durante el parto (excluye los partos por cesárea) en los hospitales y puestos de salud de las tres regiones de Casamance: Ziguinchor, Sedhiou y Kolda. 

 

Este estudio clínico ha demostrado que existe una relación significativa entre la MGF y los índices de mortalidad infantil de 2,3 veces mayores en las mujeres mutiladas; así como mayores índices de asfixia perinatal (5,53% vs 4,17%). 

 

En definitiva, iniciativas como ésta, permiten lograr formulas sostenibles para sensibilizar al personal de salud que pueden a su vez concienciar a las familias sobre los riesgos de la práctica de la mutilación genital femenina prohibida por ley en Senegal desde 1999. Asimismo, es muy positivo que la universidad participe de estas temáticas que tradicionalmente dependen de sensibilizaciones financiadas por otros actores de la cooperación.