Salle de presse

23/04/2021

Lancement à Pikine de la phase de mise en œuvre du projet de soutien à la “Convention des maires pour l’Afrique subsaharienne”.

Désolé, cet article est seulement disponible en Espagnol Européen.

_____

La Ciudad de Pikine, además de ser una de las Ciudades firmantes del Pacto de los Alcaldes, es testigo privilegiado de los efectos del cambio climático en el territorio, debido a la particularidad de su geografía, y por tanto, un actor clave en Senegal, en el desarrollo de respuestas locales, para reducir la vulnerabilidad de la población.

 

El cambio climático y sus efectos es uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta la humanidad a escala mundial. Este desafío es mayor en el caso de las ciudades africanas, debido a su rápido crecimiento demográfico y la falta de estructuras adaptadas, una característica generalizada de los desarrollos urbanos en el África subsahariana.

 

Es en este contexto que la Comisión Europea lanzó, en 2015, el “Pacto de alcaldes en África subsahariana”, (CoM SSA, sus siglas en inglés), con el fin de apoyar a las ciudades africanas a afrontar este gran reto, aumentando su capacidad de planificación y brindándoles una plataforma para compartir conocimientos y buenas prácticas.

 

La Ciudad de Pikine, además de ser una de las Ciudades firmantes del Pacto de los Alcaldes, es testigo privilegiado de los efectos del cambio climático en el territorio, debido a la particularidad de su geografía y, por tanto, un actor clave en Senegal, en el desarrollo de respuestas locales, para reducir la vulnerabilidad de la población.

 

Con el apoyo de la iniciativa CoM SSA, la Ciudad de Pikine comenzó en 2016, la elaboración de su Plan de Acción Clima-Energía. En este tiempo, se han realizado tres estudios que han acotado los grandes problemas del territorio y sus riesgos: un inventario de emisiones de gases de efecto invernadero, un estudio de vulnerabilidad y otro sobre el acceso a la energía sostenible. Este Plan Clima-Energía, que ha contado para su elaboración con la participación ciudadana, a través de comités locales, tiene como objetivo integrar la dimensión climática en los planes de desarrollo municipal, en línea con la revisión de la Contribución Nacional Determinada (CND), que presentó Senegal en diciembre de 2020.

 

El Ayuntamiento de Pikine se prepara, en esta nueva etapa, para validar el plan y definir iniciativas concretas, capaces de ofrecer alternativas a los problemas del territorio en sectores como:

  • Gestión de residuos y tratamiento de aguas residuales;
  • Adaptación y resiliencia climática;
  • Autoconsumo y energías renovables;
  • Sistemas de iluminación pública;
  • Transporte e infraestructura públicas.

 

Se trata de un reto apasionante, para el que la Alcaldía contará con el apoyo del CoM SSA y de la Cooperación Española. Esta fase de implementación del Plan Clima-Energía será cofinanciado por la Unión Europea y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), por valor de 2,1 M €, para las ciudades de Dakar y Pikine, y cuenta también con la implicación de la Agencia de Desarrollo Municipal (ADM) y la ONG Enda Energie.

 

El gran reto de esta nueva etapa es la movilización de los fondos para financiar los proyectos identificados, así como el fortalecimiento y capacitación de los servicios técnicos y la promoción de espacios de reflexión y difusión de buenas prácticas entre las ciudades firmantes del pacto.

 

La ciudad de Pikine tiene ante sí un gran desafío pero, también, una oportunidad para demostrar que un modelo de desarrollo urbano con bajas emisiones y que garantice el acceso a la energía para todos, es posible y que, además, es un modelo capaz de generar empleo y progreso.​